5 claves de Liderazgo para la Desescalada del COVID-19

desescalada

Por Estíbaliz Añón Escribano, Ingeniera Industrial y Responsable de PRL.

La pandemia del COVID-19 entró en nuestras vidas, personales y laborales como un tsunami, haciendo que cambiáramos tanto nuestra forma de trabajar como de vivir, de una manera brutal y sin darnos tiempo a planificar. Y lo que nos ha enseñado (u obligado) la crisis del COVID y su desescalada es a ser resolutivos, a tomar decisiones de manera muy rápida, a tener resiliencia y a comunicar todo de manera muy clara.

Esa rapidez en comunicar los cambios y en tomar decisiones ha sido fundamental a la hora de mantener la actividad en curso y evitar los contagios en planta.

Hoy en día, con el proceso de desescalada oficial ya en marcha en las diferentes provincias, las empresas se enfrentan al reto de volver a su ritmo habitual. Sin embargo, y aunque parece que la curva epidemiológica del virus está ya descendiendo, este proceso ha de realizarse con mucha precaución.

“Lo que nos ha enseñado (u obligado) la crisis del COVID-19 es a tomar decisiones de manera muy rápida, a tener resiliencia y a comunicar”.

Como ya comentamos en el post anterior, el Comité de Crisis será el órgano donde se tomen todas las decisiones relativas al COVID-19 y, por lo tanto, al proceso de desescalada.

Además de aquellos departamentos que tienen peso operativo en la instalación, es fundamental que haya una representación de los Representantes de los trabajadores.

LAS CLAVES DEL LIDERAZGO

1. Mantener la Prudencia

Hay una serie de medidas que se recomienda continúen vigentes por prudencia:

  • Escalado en la Entrada y Salida de turno para no coincidir en los vestuarios.
  • Los incrementos de Limpieza y Desinfección que se establecieron en su momento se mantendrán, por lo menos, hasta final de año. Posteriormente, se tomarán decisiones al respecto dentro del Comité.
  • Disposición de Geles Hidroalcohólicos por toda la instalación. Se recomiendan dosificadores fijos para que todos los trabajadores sepan dónde realizar la limpieza de manos.
  • Disposición de Kits de desinfección para equipos de uso común.
  • Mamparas o resguardos separadores en salas de reuniones / recepción.
  • Indicación de Aforos Máximos en las diferentes áreas o zonas comunes.

2. Desescalada Organizativa

Para planificar una desescalada y no dejar nada a la improvisación, se puede dividir el retorno en diferentes fases de duración similar, en las que se definirá:

La duración de la fase.

Las personas que pueden retornar al centro de trabajo en cada fase.

Los tipos de trabajo que se pueden realizar durante cada una de ellas.

        •  Trabajos Urgentes: aquellos que han podido realizarse durante el periodo de alerta
        •    Trabajos Importantes: en la primera fase del desescalado
        •    Trabajos de Prioridad Media: en una fase posterior
        •  Trabajos/proyectos de Prioridad Baja: ya pospuestos para el inicio de la famosa “nueva normalidad”.

De esta manera, se escalona también el acceso de personal de empresas colaboradoras a la empresa, evitando aglomeraciones.

3. Previsión de Escenarios

También, y al incrementarse el número de personas que entran en la instalación, y teniendo en cuenta que en algunas ocasiones no será posible el mantener los dos metros de distancia, es recomendable disponer de puntos de recogida de mascarillas quirúrgicas.

Ya sabemos que no es un EPI, pero evita la proyección de saliva al hablar, toser o estornudar

mascarilla desescalada

4. Organizar Entradas y Turnos

desescalada– Para personal de oficinas, lo ideal es una entrada escalonada, separada por también por fases. Se permitirá que acudan personas a la instalación algunos días a la semana, fomentando el teletrabajo el resto de los días.

– Para empresas con personal trabajando a turnos, se volverá a los turnos habituales, siempre cerrando el ciclo anterior y previendo un retén o personal correturnos para suplir las posibles bajas por cuarentena o contagio.

– Lo mismo se puede realizar si estamos operando con las personas trabajadoras del departamento de mantenimiento en retenes o equipos.

5. Comunicación Eficaz

Para que todas estas medidas sean efectivas, deberán ir acompañadas, como siempre, de una comunicación personalizada, clara y transparente.

Y por último…

Lo más importante de todo, como siempre, es que las personas trabajadoras de la empresa se sientan arropadas y seguras al volver a su vida anterior.

Sobre la autora

Estíbaliz Añón Escribano es Ingeniera Industrial y desde los inicios de su carrera profesional en el año 2000, su ámbito se centra en la prevención de Riesgos Laborales y el Medioambiente, áreas que ha gestionado en empresas de diferentes sectores, como la industria Química, Alimentación y Gasista.

En la actualidad, además de su labor como Responsable de Seguridad, Salud y Medioambiente, también difunde contenidos relacionados con la Cultura Preventiva y las herramientas para implantarla.

Comments are closed.

Formulario de Contacto PRLInnovación
Si desean ponerse en contacto con PRLInnovacion, por favor, no duden en rellenar este breve formulario habilitado para tal efecto.
Enviar